CONGRESSLINK

Información, recursos y actualidad

Consejos para cuidar la piel grasa

Cuidar correctamente la piel grasa suele tratarse de un aspecto fundamental para aquellas personas que tienen esta clase de tez, ya que de esta forma es posible impedir que esta condición termine convirtiéndose en un problema al querer lucir el rostro que desean.

No obstante, al tener los cuidados correctos y utilizar productos especialmente recomendados para pieles grasas, es posible neutralizar esos problemas, y lograr una piel más hermosa.

Por eso, en caso de que tengas este tipo de piel y desees conocer cómo cuidar la piel grasa, a lo largo de este artículo te damos varios consejos que no puedes dejar de poner en práctica.

La piel grasa

La piel grasa se distingue por tratarse de un tipo de piel que suele generar sebo en exceso, la cual posee poros entre medios a grandes alrededor de la “zona T” del rostro (frente, nariz y barbilla), aunque también podrían estar presentes en otras parte del cuerpo, como las mejillas y/o el cuello.

De modo que en esta clase de pieles, las glándulas sebáceas destacan por ser hiperactivas, haciendo que la piel tenga un aspecto muy brillante y al mismo tiempo, aumenta la tendencia de la piel a desarrollar poros obturados y acné.

puntos piel grasa

Asimismo, las personas de piel grasa tienen que asegurarse de prestar atención al clima, ya que el calor y también la humedad suelen incrementar la producción de sebo; pero las temperaturas frescas y la reducción de la humedad suelen ayudar a eliminarlo.

Recomendaciones básicas para el cuidado de pieles grasas

En caso de que desees aprender a cuidar la piel grasa, los siguientes consejos que estaremos presentando pueden ser útiles para que puedas lograrlo.

Aunque antes es conveniente que tengas en cuenta ciertas cosas; para empezar, tienes que saber que al deshidratarse, la piel grasa suele generar una mayor cantidad de grasa y sebo con el fin de compensarlo, razón por la cual debes enfocarte en deshacerte del exceso de grasa al mismo tiempo que te aseguras de no eliminar la capa que se encarga de proteger naturalmente la piel.

En este sentido, puede ser apropiado que optes por utilizar jabones suaves, en pastilla o líquidos, al igual que geles que tengan una base de agua.

Asimismo, al momento de emplear limpiadores, resulta aconsejable que uses productos creados a base de leche o arcilla, e incluso que combinarlos con limpiadores de semillas o frutos secos molidos, que te permitirán retirar la grasa sin quitar la capa protectora de la piel.

Ahora bien, teniendo en cuenta lo anterior, algunos consejos que puedes seguir para cuidar la piel grasa, son los siguientes:

Limpiar

Para empezar, debes asegurarte de limpiar tu piel no solo en las mañanas después de levantarte, sino también en las noches antes de irte a la cama.

Para hacerlo, lo más recomendable suelen ser los productos ligeros que puedan retirarse empleando agua, por ejemplo, los jabones, geles y/o agua limpiadora, por lo que deberás evitar el uso de cremas desmaquillantes o limpiadoras que solamente aportan mayor oleosidad en el rostro.

Asimismo, después de limpiar tu piel será aconsejable que uses alguna infusión de hierbas astringente preparada con ciertas plantas medicinales (menta, perejil, salvia, romero, tomillo, melisa o hierba de limón), que te ayude a eliminar los residuos que pudiera dejar el producto limpiador, al mismo tiempo que te ayuda a restablecer el nivel de pH idóneo.

Hidratar y humectar

Las pieles grasosas suelen necesitar igualmente una buena hidratación y humectación; no obstante, en este punto resulta fundamental que te asegures de utilizar un producto especialmente dirigido a esta clase de tez, ya que de otra forma solo conseguirás incrementar la oleosidad, y será más complicado controlar la producción de sebo.

Por eso, lo más apropiado es que utilices solo un buen hidratante durante la noche, y que evites la aplicación de las cremas a lo largo del día.

Y es que suele ser en las noches que la piel se repara y aumenta su capacidad para absorber los nutrientes, de modo que apostar por productos cosméticos de noche para pieles grasas suele ser lo más acertado,

En este sentido os recomendamos productos que contengan ácido hialurónico, por ejemplo sérum y geles hidratantes  que poseen una textura ligera. Y es que son muchos los beneficios del ácido hialurónico para el tratamiento de pieles grasas.

Exfoliar

La exfoliación destaca por estar entre los grandes aliados que pueden conseguir al momento de cuidar la piel grasa, motivo por el cual debe ser un paso indispensable dentro de tu rutina semanal.

exfoliar cara

Para esto, podrías apostar por el uso de algún gel limpiador de exfoliación diaria u optar por un exfoliante especial que apliques en el rostro un par de veces por semana.

De esta forma podrás deshacerte de las células muertas acumuladas alrededor de la dermis, lo cual permitirá mejorar su aspecto y ayudará a lograr que los poros permanezcan cerrados, solucionando así un inconveniente común en las pieles grasas es precisamente como suelen serlo los poros abiertos.

Otras recomendaciones

Además de lo anterior, también hay otros consejos esenciales para el cuidado de la piel grasa, como por ejemplo:

  • Evitar tocarte el rostro si tienes sucias las manos.
  • Evitar aquellos cortes/peinados donde el cabello se encuentre en contacto con el rostro (flequillos).
  • Proteger tu piel frente a los rayos solares, usando productos aptos para pieles grasas.
  • Usar productos cosméticos fabricados a base de agua, evitando siempre aquellos a base de aceite.
  • Beber al menos 2lt de agua diarios, a fin de retirar impurezas y poder lucir una piel más radiante.

CongressLink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba