CONGRESSLINK

Información, recursos y actualidad

Causas de un brote psicótico

Los trastornos psicóticos suponen un tipo de patología mental la cual comprende diversas clases de enfermedades, por ejemplo, el trastorno delirante, la esquizofrenia, el trastorno psicótico breve, el trastorno inducido por el consumo de sustancias, entre otras.

Ahora bien, estos trastornos suelen incluir ciertos síntomas que les permiten diferenciarse de otros, sin embargo, el más frecuente y que se presente en las distintas patologías consiste en los brotes psicóticos.

Por eso, a través de este artículos queremos enfocarnos especialmente en hablar de las causas que hay detrás y de cómo se debe tratar un brote psicótico, pero también abarcaremos otros aspectos que conviene conocer acerca de este tipo de trastorno.

¿Cuáles son las causas de un brote psicótico?

Hay diversos factores que podrían llegar a causar el desarrollo de un brote psicótico, incluyendo los mencionados a continuación:

1.      Factores biológicos

Se refieren a aquellos casos donde una persona padece una alteración cerebral, o no es capaz de producir suficientes neurotransmisores a fin de poder mantener un equilibrio psíquico apropiado.

Esto podría ocurrir como consecuencia del excesivo consumo de drogas, y/o también por la exposición constante e intensa a elevados niveles de estrés.

2.      Factores psicológicos

Los brotes psicóticos podrían presentarse con mayor frecuencia en personas con determinados rasgos de personalidad, por ejemplo, rasgos paranoides, esquizoides, y/o esquizotípicos.

¿Cuáles son sus síntomas?

Al producirse los brotes psicóticos, como ya hemos mencionado, las personas llegan a perder todo tipo de contacto con la realidad, lo cual se suele traducir en diversos síntomas como los siguientes:

Delirios

Se trata de ideas irracionales que se presentan y son afirmadas como reales. Además, podrían ser de distintas clases, por ejemplo, delirios paranoides (donde la persona piensa que es el centro de alguna conspiración), y/o delirios megalomaníacos (donde la persona asegura ser una figura importante y famosa).

Alucinaciones

Consiste en percepciones que se desarrollan sin que se presente algún estímulo externo real, y podrían abarcar no solo visiones de cosas o personas, sino también el escuchar voces, e incluso el llegar a sentir estímulos táctiles los cuales no son reales.

Lenguaje y comportamiento desorganizado

En este caso, se habla de una clase tanto de habla como de movimiento que resulta totalmente incoherente.

Ahora bien, también es fundamental señalar que quienes van a presentar un brote psicótico suelen llegar a mostrar ciertos tipos de conductas de manera previa a su desarrollo, en este caso, se habla de síntomas como los mencionados a continuación:

  • Conducta desorganizada.
  • Ideas de extrañeza.
  • Gran nivel de suspicacia.
  • Descuido de la apariencia personal.
  • Aislamiento social y ausentismo a nivel laboral o escolar.

¿En qué consiste un brote psicótico?

Al hablar de un brote psicótico, se hace referencia a una “ruptura temporal de la realidad”, es decir, consiste en un episodio que se presenta abruptamente, e interfiere con la vida cotidiana de quienes lo padecen.

Así, durante este episodio, la persona afectada no es capaz de diferenciar entre la realidad y la fantasía, por lo que termina considerando como real todas aquellas cosas que ve y/o escucha a causa de la alucinación, como si de verdad estuvieran ocurriendo.

Esto quiere decir que en esos cuadros que logran desorganizar totalmente la personalidad, a través de gritos, comportamientos bizarros, y/o amenazas, las personas rompen por completo su contacto con la realidad, por lo que podrían llegar a volverse peligrosos no solo para sí mismas, sino también para quienes se encuentran a su alrededor.

¿De qué manera actuar frente a individuos que padecen un brote psicótico?

Las personas que se encuentran cerca de individuos que están presentando un brote psicótico tienen que solicitar la ayuda de servicios de emergencia, debido a que estos episodios por lo general suponen una amenaza para los individuos afectados.

Esto se debe a que podrían llegar a tomar ciertos elementos, a modo de defensa, los cuales pudieran hacer que se hieran a sí mismos, o a las personas a su alrededor.

Durante estas crisis suele ser complicado contener a la persona afectada, razón por la cual normalmente se le debe medicar tanto con antipsicóticos como con anti impulsivos, por eso y en este tipo de ocasiones, la contención emocional de la familia y al igual que de los profesionales de salud mental resulta esencial para que los pacientes, después de ser internados, logren desarrollar un vínculo auténtico en el cual sentirse insertados tanto social como clínicamente.

Tratamiento para los brotes psicóticos

Entre las principales dudas que surgen frente a esas situaciones en las que llega a producirse un episodio psicótico, por lo general, suele destacar el cómo se debe tratar un brote psicótico, y en este sentido hay que señalar que el tratamiento apropiado para estos trastornos suele estar compuesto de varios métodos, como lo son los siguientes:

Tratamiento psiquiátrico

Los fármacos antipsicóticos, por lo general, consisten en una parte imprescindible dentro del tratamiento de los cuadros de psicosis.

Apoyo psicológico

Como señalamos previamente, las causas por las que puede producirse un brote psicótico también podrían ser psicológicas, razón por la cual su tratamiento también suele incluir el uso de terapias determinadas para evitar que en el futuro se presenten nuevos cuadros psicóticos.

Ayuda del entorno

Para terminar, el contexto social también se presenta como una herramienta básica y de gran ayuda para lograr tratar de forma eficaz los brotes de psicosis.

En este sentido, lo esencial suele ser que las personas afectadas puedan recibir el apoyo social necesario para lograr hacer frente y mejorar tanto su condición como el pronóstico del trastorno mental que puedan llegar a tener.

CongressLink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba