CONGRESSLINK

Información, recursos y actualidad

¿En qué situaciones debería usar lentes de seguridad ópticos?

Existen diversos trabajos donde se requiere usar lentes de seguridad ópticos, para la protección de los ojos de los empleados.

Es necesario contar con una buena protección en estas situaciones, con el fin de garantizar la seguridad durante el desempeño de las funciones, consiguiendo cumplir con las tareas, sin que suponga un riesgo para los trabajadores.

¿Cuándo usar las lentes de seguridad ópticas?

Existen una gran variedad de lentes de seguridad ópticos en el mercado, dependiendo del tipo de trabajos a realizar, y de los riesgos a los que se exponen los ojos.

Las gafas de seguridad deben cumplir con varias especificaciones de seguridad indicadas por el Instituto Nacional de Normas de Estados Unidos, de esta manera la protección de los ojos es más efectiva.

Una manera sencilla de saber cuándo usar estas lentes de seguridad ópticas, es por los riesgos, los cuales se dividen de la siguiente manera.

Riesgos físicos

En estas situaciones, los empleados necesitan protección del impacto de partículas que salgan expedidas a una alta velocidad. Por lo general, estas gafas de protección se fabrican con lentes en policarbonato, un material resistente y que ofrece una buena visibilidad en los trabajos.

Los riesgos físicos más comunes son las partículas de metal derretido, el polvo, las chispas, las ramas, la arena, o los residuos de lijar.

Riesgos químicos

quimico con lentes seguridad

Los daños químicos son un peligro grave que se debe evitar con las gafas de protección. En pocos segundos, los empleados pueden sufrir lesiones, y hasta pérdida total de la visión al estar en contacto con las sustancias químicas.

Las lentes de protección son capaces de proteger de forma efectiva a los ojos del contacto con estas sustancias, las cuales se presentan como salpicaduras, vapores, o humos.

Riesgos de temperatura

Cuando los empleados se exponen a elevadas temperaturas, los ojos pueden sufrir. Por tal motivo, es necesario usar gafas de seguridad, incluso contar con un visor de acetato o plástico encima de ellas.

Exponerse a altas temperaturas sin proteger los ojos, dañará la visión con el paso del tiempo, y dificultará la eficiencia del trabajo. Si las temperaturas son elevadas y alcanzan la cara y el cuello también, y la luz es concentrada, lo ideal es usar un casco de soldador.

¿Cómo se deben usar los protectores oculares?

Los protectores oculares se deben usar de la forma correcta, para no exponer a los ojos a ningún riesgo. Cuando son protectores de calidad óptica baja, lo recomendado es usarlos de forma esporádica, dado que su capacidad para proteger los ojos no es igual de efectiva.

En el caso de que los empleados trabajen en una zona con mucho tráfico de personas o maquinaria, o bien, necesita estar atento a lo que ocurre en un área amplia, los protectores no deben reducir su campo visual periférico.

Si durante los trabajos los empleados deben realizar movimientos bruscos con la cabeza, se requieren de protectores oculares con un sistema de sujeción fiable, como una goma de sujeción, por ejemplo.

Gracias a esto, se asegura que los protectores oculares se mantengan en el sitio adecuado, y se previenen los desprendimientos fortuitos durante la ejecución del trabajo.

La elección de la montura es esencial para reducir el problema de empañamiento de las gafas, provocado por las condiciones de humedad o calor de la zona de trabajo, o por las posturas incómodas, y el esfuerzo continuado de los empleados.

También lo es elegir un buen material, y contar con protecciones adicionales, como productos que no se empañen, que eviten este problema y las consecuencias negativas que produce en el trabajo, y en la seguridad de los empleados.

La vida útil de los protectores oculares contra radiaciones disminuye cuando se exponen a salpicaduras de metal fundido, aunque esto se puede prevenir con el uso de recursos ante cristales, permitiendo una protección continua por más tiempo.

¿Cómo elegir las gafas protectoras correctas?

La elección correcta de las gafas protectoras es esencial para el cuidado de los ojos. Es necesario tener un amplio conocimiento del puesto de trabajo y del entorno, para determinar los posibles riesgos.

Un personal capacitado y con experiencia debe elegir las gafas, para ofrecer una mayor garantía a los trabajadores. Antes de elegir unas gafas protectoras, se debe comparar las ofertas de diferentes fabricantes, de acuerdo al tipo de trabajo a realizar.

Cuando se vayan a buscar a los fabricantes, se debe elegir aquellos con mayor experiencia y reconocimiento en el sector, para contar con más garantías. Después de elegir las gafas, se debe revisar el folleto informativo indicado por el fabricante.

En este folleto deben aparecer datos útiles relacionados con el almacenamiento, el uso, el mantenimiento, y la limpieza de las gafas. También debe informar sobre la fecha de caducidad, y para qué tipo de trabajos se puede utilizar.

Además, se recomienda probar previamente las gafas de protección en el lugar de trabajo antes de comprarlas, esto permite saber si son las indicadas para el tipo de tareas a cubrir.

Se debe tener en cuenta la energía del impacto y el nivel de las radiaciones para casos particulares, asegurando que la protección es la indicada para los trabajos a realizar.

Sin duda alguna, las gafas de protección son elementos necesarios para cuidar y proteger los ojos durante la ejecución de los trabajos, consiguiendo un óptimo desempeño de los trabajadores, y sin que la salud ocular se vea afectada.

CongressLink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba