CONGRESSLINK

Información, recursos y actualidad

Consejos para evitar un golpe de calor

Al llegar el verano a España, más allá de disfrutar del sol y la playa, también comienza una ola de calor que afecta a muchas personas, producto de las altas temperaturas que se elevan a niveles muy peligrosos, y que pueden terminar ocasionando golpes de calor en algunos. Los golpes de calor son un tema muy serio en el verano, es un riesgo sanitario que se debe tomar con la debida importancia que merece, ya que al llegar esta temporada más de 6.000 personas se ven afectadas con dicha situación.

En sí los golpes de calor son un trastorno que se caracterizan por el fallo de las funciones de varios órganos internos, debido al aumento de la temperatura dentro de nuestro cuerpo, ya que lo ideal es que esté cerca de los 37 grados centígrados, pero en el verano puede ser de más de 40 grados centígrados. Por ello, es fundamental conocer los síntomas de los golpes de calor para poder hacerles frente.

Para evitar que nuestro cuerpo sufra un golpe de calor por no poder deshacerse del exceso de temperatura que posee, te daremos algunos consejos que seguro te servirán, así podrás soportarlo hasta que finalice esta temporada sin tener que ser víctima de ella.

Echa un vistazo a estos consejos y evita los golpes de calor

Los consejos que te mencionamos en este artículo para evitar un golpe de calor están pensados para cuando estés en la calle, pero también dentro de tu casa, ya que es impredecible saber en qué momento te puede afectar este problema.

Evita salir por las tardes

Durante el verano las horas en las cuales hay una mayor incidencia de calor se encuentran entre las 12:00 y las 17:00, por lo que lo más recomendable es que en este tiempo no salgas de casa, ya que es cuando el sol es más intenso y por consiguiente, las temperaturas se tornan más elevadas.

En el caso de que sea indispensable salir por la tarde, te recomendamos seguir el consejo que te mencionaremos a continuación.

Busca los lugares con sombras

Cuando salgas a la calle, sobre todo por la tarde, evita exponerte directamente al sol, ya que así eres más vulnerable a sufrir un golpe de calor, más bien debes buscar las zonas donde haya más sombras, y si estas te acompañan en todo el recorrido mucho mejor.

jardin con sombra

Además, también te recomendamos que utilices accesorios que te puedan ayudar disfrutar de un poco de sombra permanente, como en el caso de los gorros y los sombreros, que debes combinar con el uso de ropa ligera, preferiblemente hecha de algodón y que te quede holgada.

Refresca tu cara y la ropa

Si sientes que al estar en la calle el calor está a punto de causarte un colapso, refresca tu cara y tu ropa con un poco de agua, eso te ayudará abajar un poco tu temperatura corporal para que puedas continuar con lo que estás haciendo, o hacia donde te diriges.

Cambia tu horario deportivo

Lo ideal y lo más recomendable es que durante las horas más intensas de calor, evites hacer actividades físicas que impliquen mucho esfuerzo, que lo hagas por la mañana, o cuando caiga la tarde de ser posible.

No dejes que la llegada del verano te impida practicar tu deporte favorito, solo ajusta el horario en que lo practicas, para que así no corras riesgo de sufrir un golpe de calor, sobre todo si se trata de un deporte intenso.

Trata de no viajar en coche durante las horas de más sol

Cuando sean las horas de más sol durante el día, que es cuando las temperaturas son más altas, trata de no hacer viajes en coche, y menos si se trata de rutas muy largas, ya que estás más propenso a sufrir un golpe de calor.

De igual forma evita permanecer dentro del coche cuando este se encuentre aparcado, ya que en ese momento la incidencia de la temperatura es mayor todavía, lo cual te afectará en gran medida, pero aún más  a los ancianos, niños, o personas con enfermedades crónicas.

Evita la entrada de los rayos solares a tu vivienda

Para reducir un poco la temperatura interna de tu hogar, evita que los rayos solares ingresen de forma directa a está utilizando tus persianas o cortinas para ello, y así podrás mantenerlo un poco más fresco.

Deja abiertas las ventanas de tu casa por las noches

Cuando llega la noche y una vez que se haya ocultado el sol, las temperaturas comienzan a descender un poco, por lo que te conviene aprovechar esos momentos para ventilar el calor de tu hogar, y para ello solo debes dejar las ventanas abiertas.

persiana corredera anti mosquitos

Durante la noche podrá circular de forma libre el aire que proviene del exterior por toda tu casa, ventilándola y bajando la temperatura acumulada durante el día, para que así pueda ser más placentera la hora de dormir.

Utiliza aire acondicionado y ventiladores

Si está dentro de tus posibilidades puedes instalar en tu casa aire acondicionado para mantener baja la temperatura dentro de este, pero si se te hace muy complicado por el precio de la factura de energía y de los equipos, puede ser una buena opción para ti el uso de ventiladores.

Lo ideal es que en cualquiera de los casos hagas un uso racional de esos equipos, ya que aunque te ayudarán a bajar la temperatura de tu vivienda, aumentará el consumo de energía en un 7%

CongressLink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba