CONGRESSLINK

Información, recursos y actualidad

¿Cómo evitar el dolor de espalda con los años?

En algún momento de la vida, las personas sufrirán de dolores de espalda, ya sea a edad temprana o edad avanzada. El dolor puede variar dependiendo de la persona y los hábitos a los que estén acostumbrados a tener, por lo que el dolor puede ser fuerte o severo y causado a corto o largo plazo.

Consejos para evitar el dolor de espalda

La verdad es que no se puede prevenir todos los dolores de espalda, ya que no vamos a poder evitar el uso de ella y detener el desgaste de nuestra columna vertebral con el tiempo que pase, pero si podemos bajar la proporción del daño e impacto que pueda causar a nuestra salud en general.

Para evitar un desgaste de la columna, y para evitar que se muestren los dolores de espalda a gran escala, te vamos a proporcionar varias pautas y recomendaciones que te serán muy útiles:

Ejercítate con frecuencia

Puedes combinar ejercicios como nadar o caminar con los ejercicios más específicos, ya sea estiramiento y tonificación. Esto te ayudará a tener mucho más reforzados los músculos que forman el abdomen y la espalda.

No fumes

El hábito de fumar cigarrillo es muy nocivo para la salud y, con respecto a tu columna, es algo fatal. Por eso te recomendamos evitar el cigarrillo totalmente, ya que causa que la columna vertebral se envejezca mucho más rápido.

Cuidado con el sobrepeso

Mantén siempre tu peso ideal. El sobrepeso representa un excesivo consumo de alimentos calóricos que solo van a empeorar tu salud, por ello sugerimos llevar una dieta saludable y con alimentos que logren aportar hierro y calcio para cuidar tus huesos.

dolor de espalda con los años

Aparte, tener sobrepeso agrega presión a la columna vertebral, y también a la espalda lumbar.

Ten una postura adecuada

La buena postura representa un factor muy elemental para evitar el dolor de espalda con los años. Las formas de sentarse y de levantar objetos crean un efecto muy grande con respecto a la salud de nuestra columna vertebral.

Otro punto importante para evitar que la columna sufra daños y posteriormente nos cause dolor, es la forma con la que levantamos los objetos. A través de los años, las posiciones y las formas erradas al levantar los objetos han traído problemas de dolores en todo el cuerpo.

Para evitar esto, es mejor organizar con anticipación el movimiento que vayas a realizar y no te apresures, ya que solo lograrás forzar los músculos y esto podría provocarte alguna dolencia.

También intenta conseguir una separación óptima de los hombros, lo que logrará generar una base de apoyo sólida.

Procura doblar las rodillas y apretar los músculos en el estómago, sobre todo cuando debes levantar objetos de gran peso. Por otra parte, no intentes levantar objetos de mucho peso por ti mismo, ya que si no logras levantarlo y buscas forzar los músculos, dañarás tu columna al instante.

Según esto, te vamos a indicar algunas formas de levantar objetos, así evitarás ciertos inconvenientes en el futuro:

Forma correcta de levantar un objeto

Esto se utiliza para cualquier tipo de objeto, ya sea una caja pesada con productos o una canasta con mucha ropa en la lavandería, lo primero que debes realizar es acercarte al objeto, dobla las rodillas y procede a levantarte con los músculos de las piernas.

En el caso de que este sea un objeto liviano, como una hoja o un envase de agua vacío, debes inclinarte hacia el objeto, después dobla ligeramente la rodilla y extiende la otra pierna hacia atrás, realiza una especie de  soporte con una silla o mesa que esté cerca, así te sentirás mucho más cómodo.

Forma correcta de colocar un objeto

Si deseas poner un objeto en un lugar en específico, lo primero que tienes que hacer es acercarte a ese lugar lo más que puedas.

Después separa tus pies en una distancia amplia donde crees un buen soporte, y puedes colocar un objeto frente al otro. No te inclines hacia adelante mientras tengas el objeto soportado en tus manos.

Si el lugar donde colocarás el objeto se encuentra a la altura de tu pecho, acércate a este y coloca los pies separados, uno delante del otro.

Levanta el objeto al alto de tu pecho, deja los codos junto al dorso y sitúa correctamente las manos para que puedas empujar el objeto hacia la parte superior. No olvides apretar los músculos en el estómago previo al levantamiento.

Apoya la espalda a un soporte mientras esté sentado

Al sentarte, debes mantener la espalda en una posición óptima, recomendamos estar en una orientación un poco arqueada. Debes asegurarte de que tu silla cuente con un soporte lumbar, y dejar los hombros erguidos, al igual que la cabeza.

También debes asegurarte de que la superficie del lugar donde estés o en tu lugar de trabajo, tenga una altura adecuada y así no debas inclinarte hacia adelante. Si está dentro de tus posibilidades, estírate un poco al menos una vez cada hora.

CongressLink

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba