Si quieres abrir una empresa, debes saber lo difícil que es, pero el principal problema son los préstamos para empresas que existe, ya que este es un proceso muy costoso que no todos se pueden permitir, por lo que a continuación te daremos algunas ideas de financiación que podrían servirte en este complicado trabajo.

Planteamientos fáciles para la financiación para empresas

Financiar una empresa no es un trabajo fácil, esto requiere de paciencia y compromiso porque no es sencillo encontrar a otra persona o compañía que te quiera ayudar a hacer esto, si no se sabe con exactitud si tu empresa tendrá éxito o no.

Tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito pueden proporcionar una manera efectiva de financiar un negocio y extender su flujo de caja.

Puedes usarlas para pagarles a los proveedores y a menudo, obtienes descuentos, ciertas protecciones u otras recompensas. La desventaja de las tarjetas de crédito es que están vinculados directamente a tu puntación de crédito.

Los adelantos en efectivo son otra fuente de fondos

adelantos en efectivoLa mayoría de las compañías de tarjetas de crédito imponen límites a sus anticipos de efectivo y cobran altas tarifas por ellos. Como tal, el uso de anticipos puede ser costoso, pero también puede ser útil como último recurso.

Las tarjetas de crédito pueden ser muy aprovechables a la hora de ampliar tu capital de funcionamiento y aliviar problemas del flujo de liquidez, especialmente si utilizas estas para pagarles a los proveedores.

Ten cuidado de no extenderte demasiado y recuerda que tu crédito se verá afectado por la forma en la que utilizas la tarjeta.

Amigos y familia

Muchos empresarios financian sus pequeñas empresas al hacer que amigos y familiares inviertan en ellos, así que puedes pedirles a tus amigos y familiares que hagan una inversión de capital, en efecto vendiéndoles una parte de tu empresa o puedes pedirles un préstamo comercial.

Hay dos problemas con el uso de amigos y familiares como una fuente de financiamiento de negocios. La primera es que si el negocio falla, corres el riesgo de afectar la relación. Comprensiblemente, la gente es a menudo muy delicada cuando ve a la posibilidad de perder el dinero.

  • Así que te tienes que preguntar si estás dispuesto a arriesgar tu relación por el bien de tu negocio.
  • El segundo problema es que lo más probable es que ganes un socio de negocios, incluso si no deseas uno. Una vez que tu dinero está en juego, incluso los llamados socios mudos pueden llegar a ser muy habladores y opuestos.
  • Puedes contar con el hecho de que tú amigo o miembro de la familia quiera estar involucrado en tus decisiones de negocios, así que esta dinámica puede afectar la relación, especialmente si eliges ignorar su consejo.
  • Pedir a amigos y familia hacer una inversión puede ser una buena manera de financiar tu compañía si eres muy cuidadoso, así que asegúrate de obtener el acuerdo por escrito y pedirle a un abogado que lo redacte. Además, debes pasar mucho tiempo educando a tus inversores sobre los riesgos de tu negocio.
  • Y por último, debes considerar recordarles que sólo inviertan dinero que pueden permitirse perder.