La industria del bienestar va enfocada a hacernos sentir y vernos mejor en todos los sentidos. Uno de ellos es la parte estética, que tiene una gran importancia ya que es imposible sentirnos bien si no estamos en sintonía con nuestra estética.

¿Es buena idea comprar una crema para el rostro?

En este sentido una de las grandes soluciones que abunda en el mercado son las cremas para el rostro, que según sus descripciones tienen la posibilidad de hacernos ver mucho mejor y limpiar todas las impurezas. Sobre todo como producto para conservar tu piel entre los 30 y los 40, para evitar el envejecimiento y las arrugas.

Pero, ¿son de verdad necesarias?

A continuación hablaremos un poco acerca de la utilidad práctica de estas cremas para que tomes la decisión final si la adquieres o no. ¡Vamos a por ello!

La cara es una de las partes más delicadas y sensibles de nuestro cuerpo, por lo que hay que tener mucho cuidado a la hora de aplicar una solución, ya que cualquier reacción negativa podría hacer vernos mucho peor.

Las arrugas, manchas y flacidez son algunos de los inconvenientes más grandes de la actualidad, la mayoría producto de la edad y el estrés que viven la mayoría de seres humanos debido a un estilo de vida plagada de demasiadas ocupaciones.

Estos problemas comienzan a aparecer luego de los 40 años, aunque es muy probable que surjan antes dependiendo de algunos factores externos.

Es aquí donde surgen las marcas de belleza y cosméticos, quienes nos ofrecen en teoría una solución para tratar estos inconvenientes y vernos mucho de mejor a corto y largo plazo. ¿Será cierto?

Una crema no basta

Según investigaciones de varios especialistas en el tema, en la que se encuentran diversos dermatólogos y académicos, una crema común y corriente no será suficiente para solucionar los detalles de flacidez, ojeras y otros problemas que tengamos en nuestra piel.

Una crema no basta

Son muchas las estructuras que intervienen y un solo tratamiento no basta para tanto. Sin embargo actualmente existen muchos productos que pueden darte una firmeza y tonalidad mucho más atractiva.

Hay cosmético en el mercado que realmente incrementan el tono muscular, la hidratación y estimulan algunos elementos que son claves para el correcto funcionamiento de nuestro rostro. Es en estos productos que debes enfocarte.

¿Cómo prevenir la flacidez facial?

Es mucho más fácil mantener la estructura de nuestra piel que revertir los tejidos caídos. Por este motivo es que es tan importante hacerte un tratamiento continuo del rostro para evitar que estos problemas crezcan más rápido.

Cómo prevenir la flacidez facial

La prevención es fundamental en estos casos, así que es importante seleccionar productos con mucha vitamina c y que reduzcan el estrés como los protectores solares, de manera que genere una capa regeneradora en toda la cara.

Si ya la flacidez facial es un hecho y se nota a muchos metros de distancia, ninguna crema lo solucionará por sí solo. Para esto es necesario realizarse tratamientos más poderosos como el yoga facial y rutinas médicas que probablemente sí logren el efecto deseado.

¿Las cremas reafirmantes para cuándo?

Puedes usar este tipo de cremas una vez que notes los primero síntomas de flacidez y de descolgamiento en el rostro.

Además debemos combinarlo con algún fotoprotector y cremas antiedad a partir de los 30 años. Estos tres productos te darán la protección necesaria en unas edades que son bastante complejas.

Es en este momento donde se producen la mayoría de daños faciales. Prevenirlos es fundamental.

Datos interesantes sobre las cremas faciales

Hay muchos detalles que los usuarios comunes no conocen, ya que es una información que está cerrada generalmente para los conocedores del tema. Así que préstale mucha atención a lo que te mostraremos a continuación:

Los cosméticos abarcan un mercado demasiado grande, sin embargo los productos faciales son los más demandados de esta rama, debido a que hay una creciente necesidad por proteger y tratar nuestro rostro.

Diferencias entre crema hidratante y humectante

Hay pequeñas diferencias clave entre ambas que podrían afectar la salud de tu rostro.

La humectante te hidrata la piel de una manera mucho más superficial y no llega a las partes internas, ya que por lo general está hecha para pieles más jóvenes que aún no han sufrido tantos daños.

Por su parte la crema hidratante si humedece tu piel de una manera más profunda, siendo capaz de llegar a las capas más importantes del rostro. Son recomendadas para hombres y mujeres a partir de 25 años.

Las cremas antiarrugas no eliminan tus arrugas

Pero ojo, esto no significa que sean un fraude. Las cremas antiarrugas no pueden eliminarlas, ya que eso es imposible. Lo que hacen es disimularlas a través de diversos elementos químicos.

Debes prestar mucha atención a los mensajes publicitarios, ya que siempre dicen “Atenuar los efectos del envejecimiento” Es muy distinto a “eliminar”

Las cremas naturales pueden provocar alergias

A pesar de que pueda parecer obvio es necesario recordarlo, ya que vemos como muchas mujeres corren a comprar esa crema natural solo porque está a muy buen precio.

Es necesario tener en cuenta que estos productos no pasan por los mismos controles y regulaciones que las demás que ves en las farmacias y tiendas especializadas.  Esto no significa que todas provean alergia, simplemente esto va a depender al elemento al que seas alérgico.

La protección del rostro es un tema fascinante que abarca muchas aristas. Es necesario conocer cuál es nuestro tipo de piel y necesidades para poder elegir la adecuada para nosotros.

Lo mejor que podemos recomendarte es que te asesores con tu dermatólogo de confianza. Solo él sabrá qué es lo que deberías usar.