Por desgracia, hay muchos niños con astigmatismo algunos de los cuales incluso desde que nacen. Pero, ¿qué es lo que causa el astigmatismo en niños? Ya que muchos niños se ven afectados por este tema, no es raro, de que se esté convirtiendo en tema tan importante y no es de extrañar que tantas personas estén interesadas y deseen saber más sobre ello.

¿Qué es el astigmatismo en los niños?

La buena noticia es que el astigmatismo no se considera una enfermedad, sino más bien un llamado error de refracción. ¿Esto qué significa? ¿Cuál es el error de refracción?

En pocas palabras, la capa frontal del ojo que se llama córnea y es responsable de la flexión (o refracta), se centra alrededor de 2/ 3 de las luces. La puesta a punto y el enfoque de la luz a la retina (tejido sensible a la luz que recubre la superficie interna del ojo) se realizan por la lente ajustable.

El astigmatismo en los niños preguntas frecuentes

¿Qué pasa si hay algo mal con la córnea?
Si la forma de la córnea (que debe tener forma esférica) es irregular, va a hacer muy mal trabajo en refractar y enfocar la luz, que a su vez causaría una visión borrosa y distorsionada.

Dependiendo de la forma de la córnea se puede tener miopía, hipermetropía o astigmatismo.

Algunos expertos sugieren que el astigmatismo puede ser hereditario. Por desgracia, es muy posible que los niños no sean conscientes de que tienen este problema y se complica aún más el asunto.

Los síntomas de astigmatismo en niños

Los niños pueden mostrar algunos de los síntomas siguientes, así que para averiguar si sufren de astigmatismo, lo mejor es hacer esta prueba:

Coloca la cabeza inclinada o girada con el fin de ver mejor que es lo que podría causar el astigmatismo:

  • Dolor de cabeza
  • Molestias en los ojos.

Las opciones de tratamiento para el astigmatismo en niños

Si notamos algunos de los síntomas anteriores en nuestros hijos, debemos consultar a nuestro médico para que este le pueda realizar algunas pruebas y dependiendo de la gravedad del astigmatismo recomendar algunas de las opciones de tratamiento.

La buena noticia es que el astigmatismo se puede corregir fácilmente con gafas correctoras y / o la cirugía láser de ojos, aunque muchos crean en la corrección natural de la visión basada principalmente en el Método Bates.

Pero, ¿realmente funciona? Como siempre hay quienes sostienen que lo hace, mientras que muchos dicen que no es así.

El astigmatismo infantil debe ser un problema que hay que tratar desde que se empiezan a notar los primeros síntomas y antes que vaya a más, porque cuanto más se deje, más nos va a costar tratar dicha enfermedad.

Algo que no puede fallar y nos indica que nuestro hijo tiene astigmatismo es si en el colegio tiene que colocarse en las primeras filas porque desde las últimas no ve la pizarra, siendo esto algo raro en niños, así que estate atento al comportamiento de tu hijo/a.