El zinc es un oligoelemento esencial que es importante para el sistema inmunológico y el cerebro, así como otras partes del cuerpo.

Zinc para la vista

En los bebés, la deficiencia de zinc puede retardar el desarrollo normal y a cualquier edad, la seria deficiencia de zinc puede conducir al riesgo de infecciones. Pero tranquilos, el zinc tiene beneficios relacionados con los ojos, ya que se cree que este es importante para la visión debido a los altos niveles de mineral se encuentran en la mácula, parte de la retina.

El zinc permite a la vitamina A crear un pigmento llamado melanina, que protege el ojo y este suplemento está presente en proteínas animales y vegetales, aunque el cuerpo absorbe más fácilmente las de proteína animal.

Alimentos de origen animal ricos en zinc:

Las carnes de vacuno, cordero, el pescado, yema de huevo, carne de cordero, hígado, ostras, aves, sardinas, mariscos.

Alimentos de origen vegetal:

Levadura de cerveza, algas, legumbres, setas, nueces, cacahuetes, lecitina de soja, soja, cereales integrales.

Importante: Tu médico es tu primera fuente de información sobre tu salud, Independientemente de la dosis, ya que los suplementos no son una cura para los problemas de salud o un sustituto de la medicación que tu doctor te ha recomendado. Siempre consulta con tu médico antes de comenzar a tomar cualquier suplemento dietético, incluyendo suplementos para la visión.

Suplementos en multivitaminas

Antes de preguntar a tu médico acerca de tomar grandes dosis de suplementos para la vista, echa un vistazo a tu multivitamínico, si es que dispones de alguno.

Es probable que encuentres que ya estás tomando algunos de los siguientes nutrientes para los ojos sanos, si es así, no busques estos nutrientes, por lo menos en estas cantidades, cuando compres un multivitamínico o un suplemento:

  • La vitamina C, 250 mg
  • La vitamina E, 200 mg
  • El beta-caroteno, 5000 IU
  • El zinc, 25 mg
  • La zeaxantina, 500 mcg
  • El selenio, 100 mcg
  • La luteína, 10 mg
  • El calcio, 500 mg
  • Tiamina, 2 mg
  • El ácido fólico, 800 mcg
  • Omega-3 los ácidos grasos esenciales (incluido el aceite de linaza), 2.000-3.000 mg
  • N-acetil cisteína, 100 mg
  • El ácido alfa lipoico, 100 mg

Si no puedes encontrar un producto único que contenga todos o la mayoría de estos nutrientes, estos estarán disponibles individualmente.

Lee las etiquetas!

Como con cualquier alimento preparado que vayas a comprar, debes de leer las etiquetas de los suplementos para asegurarte de que estás recibiendo lo que necesitas, siendo estos algunos consejos a la hora de saber leer las etiquetas:

Comprueba las fechas de caducidad.

La botella debe estar sellada para su protección. Si no lo está o si el sello está roto, no lo compres.

Presta atención si sufres de alguna enfermedad

Aunque se supone que la mayoría de suplementos son naturales, una alta cantidad en alguno de ellos puede ser totalmente nociva en caso de sufrir de alguna enfermedad, como diabetes, enfermedades del corazón, enfermedad del hígado graso y otro tipo de enfermedades, así que presta bastante atención a este paso.