Como todos sabemos, en el arte todo está sujeto a la interpretación subjetiva, pero aún así existen determinados procesos que pueden hacer que diferentes géneros, canciones o instrumentos nos gusten más que otros, o lleguen al sentimiento de una mayor cantidad de personas.

¿Qué pasa en nuestro organismo al escuchar música?

  • En este artículo te mostraremos cuáles son los patrones que hacen qué herramientas de la psicología de la música entran en juego para que decidamos que una canción es superior a muchas otras que podemos escuchar.
  • El pensamiento de que una canción que hemos escuchado es perfecta tiene que ver con diferentes aspectos que tienen que ver con la psicología y la estructura musical.
  • Para comenzar, es necesario entender que una canción que hemos escuchado y nos ha gustado, ha hecho que nosotros segreguemos una hormona que nos hace sentir euforia y excitación a la cual se denomina Dopamina.
  • La ciencia de la música ha estudiado qué tipo de efectos puede llegar a tener esta en nuestro organismo y desde esas bases se ha llegado a la idea de la música Consonante y la música Disonante.
  • La música consonante sería toda aquella en la que la progresión de sonidos y tonalidades pueden ser percibidas por la mayoría de las personas de una forma agradable y cómoda. Esto significa que la secuencia tonal que nos da la canción nos genera una forma rápida de interpretarla y asimilarla sin inconvenientes.
  • La música disonante, es la que genera todo el efecto contrario. Esto quiere decir que la variación de acordes y tonos que genera este tipo de música es completamente incómoda para el oído humano.
  • Es por eso que esta genera una sensación más desagradable en quienes la escuchan, que de esta manera salen de la zona de confort en la que suele ponernos la música que busca una variación tonal fácil y cómoda.
  • Se dice que la música que es escuchada mientras una persona se encuentra en proceso de gestación, puede llegar a reconocerse en un futuro como la más agradable y esto tiene que ver con que se conoce que determinada música que escuche la madre durante el embarazo puede llegar a producir hasta algunas modificaciones químicas al feto.
  • Se han realizado estudios inconclusos acerca del llamado “efecto Mozart”, mediante el cual se cree que escuchar a este autor durante la gestación y el crecimiento de los bebés podría darles a estos un mayor desarrollo de su intelecto, como un importante beneficio para la vida.
  • Cuando somos niños, nuestra capacidad para el aprendizaje y la organización tiene que ver con la neuroplasticidad. Esta se puede ver directamente afectada por todo lo que suceda en esa época de la infancia y por lo tanto, la música que escuchemos en aquellas épocas puede servir como un referente para nuestra vida en general y marcar un camino a seguir.

En busca de la canción perfecta

Con todos estos conceptos de lo que puede generar la música en nosotros, está claro pensar que lo que hace a una canción perfecta en un sentido es el impacto que esta tiene en las personas y las sociedades.

brazo-encima-de-un-cesped-y-con-la-mano-llena-de-pastillas-rojas

Una canción puede generarle una emoción especial a una persona y se ha demostrado de manera científica que, si lo hace, esta acelerará su ritmo cardíaco, mientras que no le producirá nada en su corazón si no le gusta.

Muchas canciones tienen un impacto que va más allá del personal y se convierten en un fenómeno de una o de muchas sociedades diferentes. Estas obras, que logran emocionar a una gran parte de la población son las que se denominan Hits.

La importancia del recuerdo

  • Como te mencionamos antes, todo lo que escuchamos antes nos da una estructura y una pauta de lo que nos gustará en la música que escuchemos en el presente o en un futuro cercano.
  • La música perfecta para nosotros será aquella que responda a determinados patrones que nosotros guardamos en nuestro inconsciente de las canciones que ya hemos escuchado, y alguna vez nos han llevado a esa emoción especial.
  • Esto quiere decir que si una canción que escuchamos por primera vez responde a ciertos patrones, es de un género similar y tiene una instrumentación que se parece a todos esos temas que algunas vez nos han emocionado, es muy posible que se convierta en nuestra canción favorita, mientras que si esta no responde a ningún patrón de los establecidos y ya escuchados (como puede ser la música atonal) esta será de tu desagrado, por proponerte un ambiente desconocido.

La canción perfecta es parecida a algo ya escuchado

  • Todos estos patrones que se suelen repetir y generar en nosotros una forma de digerir de mejor manera lo que escuchamos, es lo que puede hacernos sonar a una canción que escuchamos por primera vez como la perfecta para nosotros.
  • Esto quiere decir que toda canción que se nos presente como favorita seguramente tenga algún elemento que nos hace sentir bien y de una manera sencilla, nos lleva a esos estados donde encontramos la mayor satisfacción.
  • Es por eso que la canción perfecta nunca significará ningún tipo de proceso complejo y desconocido, sino que más bien se parecerá a alguna otra música que ya hayamos escuchado y nos hagan sentir bien, o una conjunción de estas.

La idea de una canción perfecta para todos no existe, ya que es algo subjetivo y elaborado en base a nuestras preferencias anteriores. Pero sí existe la canción perfecta para ti y será la que más se acomode a tus gustos.