En unas pocas palabras te vamos a explicar un nuevo concepto en lo que a préstamos se refiere y son  los prestamistas privados, que se están convirtiendo poco a poco en la mejor opción de financiación, puesto que los intereses de los préstamos que dan los bancos son demasiado  altos y cuando vas a pedir un crédito personal rápido te lo niegan de inmediato, siendo cada vez menores las opciones que tenemos para conseguir dinero rápido y creemos que una muy buena opción es hablar con una persona directa, ya sea un familiar o un amigo para que te presté dinero.

Al realizar un préstamo entre particulares, los intereses a pagar serán muchos menores que los que te pida un banco, así que tú ganas y el que te presta la pasta también gana, así que no hay nada mejor que eso.

Toma nota de cuál es la mejor forma de realizar un préstamo entre particulares.

Está claro que los préstamos entre particulares se tienen que basar en la confianza del uno en el otro y para eso nada mejor que dejar constancia de ello a través de un contrato para préstamos entre particulares por mucha confianza que se tenga con la persona, sea o no sea de la familia.

Si no lo haces así y no realizas este tipo de contrato, puedes tener problemas.

El primero, que hacienda te pille a ti y al prestamista y este os obligue a pagar a ambos los intereses. Así que para que te hagas una idea, hacienda os puede pedir a ambos más o menos un 3,5% del préstamo total, más intereses. En cambio sí realizas un contrato, hacienda no te puede pedir ese tipo de interés.

Otro problema muy común con el que te puedes encontrar es que Hacienda considere qué el tipo de préstamo que ha surgido entre particulares, pueda ser una donación encubierta, en otras palabras, que lo que quieres es engañarles y como hemos repetido anteriormente, lo bueno del contrato es que vais a poder hacer caso omiso a todo lo que Hacienda o pueda decir.

Además, imagínate que el prestamista fallezca, dios no lo quiera, pero en el caso de pedir un préstamo al banco y la persona que está pagando dicho préstamo fallezca, sus hijos o familiares deberían de seguir pagando dicho plazo.

En el caso de realizar un préstamo entre familiares, si tu padre te presta dinero para tu boda y este fallece, no tendrías que seguir pagándole a nadie ese préstamo y aunque lo tuvieras que hacer, ya encontrarías la mejor forma de hacerlo con tan solo hablar con tu familia.

Para realizar este tipo de contratos ambas partes tienen que poner en un papel los siguientes datos, como lugar y fecha, datos personales, el importe que va ser prestado, cuanto tiempo hay para pagar el préstamo y el tipo de interés a cobrar. Sencillo, ¿verdad?

Un consejo que os vamos a dar es que  este documento sea firmado y sellado por un notario.

Esperamos haberos ayudado con estos cuantos consejos.