Es normal que cuando se piensa vender un piso o cualquier otro tipo de inmueble se contemple que el tiempo para que esto suceda pueda ser largo, sin embargo, no necesariamente tiene que ser así, siguiendo una estrategia correcta el tiempo puede reducirse considerablemente y la venta puede ocurrir antes de que lo esperes, también los pisos en venta en bancos pueden ser una gran opción a tener en cuenta. Vender tu piso rápidamente no es algo imposible, solamente basta con que no se cometan ciertos errores.

Uno de los puntos más importantes es el precio que se pide por el inmueble, vender tu piso rápidamente requiere que establezcas un precio realista el cual permita que la venta pueda ocurrir en menos tiempo. Para algunas personas poner un precio bajo a un inmueble es una equivocación porque consideran que tendrán menos oportunidad de negociar.

Los primeros días son clave para vender tu piso

Se dice que el tiempo en el que la publicidad de un piso en venta es más efectiva es durante los quince primeros días, entonces es muy recomendable aprovechar ese tiempo para enfocarse en la promoción del inmueble. Es necesario dejar de lado la idea de “tener mucha paciencia” y establecer un precio altísimo hasta esperar a que se venda, eso ya no funciona porque la gente hoy en día está más informada y conoce el valor real de los inmuebles.

Para vender tu piso rápidamente es necesario que seas consciente de que tal vez tengas que bajar el precio de tu inmueble, si analizas que tu propiedad es de las más caras en su tipo y te rehúsas a bajar el precio difícilmente podrás competir con las propiedades que están pidiendo menos y que tienen las mismas características que tu piso.

Un error muy común que suele cometerse es el de negarse a recibir cualquier tipo de asesoramiento, actualmente calcular el valor de una propiedad es algo complicado, además cuando el precio lo establece el propietario no siempre será objetivo porque le agregará valor sentimental al inmueble que los compradores no tienen por qué pagar. Lo recomendable es acudir con un tasador profesional para que realice la valoración y establezca el precio más adecuado.

En ocasiones, rechazar una oferta puede ser algo que después se lamente, actualmente el mercado tiene una tendencia a ser bajista, por supuesto que hay que saber diferenciar entre las propuestas aceptables que los compradores hacen y las que realmente están fuera de lugar, de igual forma hay que saber distinguir a los compradores serios de los que no los son.

Mostrar tu piso sin nervios

Mostrar el piso en venta con toda la seguridad y confianza hará que los compradores perciban esa misma sensación, es necesario evitar mostrarse nervioso al hacerlo porque dará una imagen de estar desesperado por deshacerse del inmueble.

Hay que tener mucho cuidado al firmar un contrato de compra-venta, antes de hacerlo, es imprescindible asegurarse de que el comprador cuenta ya con los medios para adquirirlo, es decir, que ya cuenta con un crédito hipotecario autorizado. Firmar un documento puede ser tentador porque significaría tener una venta asegurada, pero si no se tiene seguridad podría aplazarse varios meses la recepción del dinero.