Para las personas que no están conformes con el aspecto de sus dientes, las carillas de porcelana ofrecen una solución relativamente simple para una variedad de problemas dentales como dientes deformes o de formas irregulares, astillas, dientes manchados, torcidos y espacios irregulares o espacios grandes entre los dientes.

¿Cuáles son las carillas?

Las carillas dentales son una opción popular de la odontología cosmética. Están hechas de un material muy delgado, en forma de concha, cuyo color se asemeja al de los dientes naturales.

Las placas se pegan sobre la superficie de los dientes para cambiar la forma, color, tamaño y longitud de los dientes y  mejorar así su apariencia.mejorar la sonrisa con carillas

El dentista toma una impresión del o los dientes y sus carillas son hechas a medida en un laboratorio dental para encajar perfectamente en nuestras piezas.

Por lo general, las placas se hacen ya sea con resina compuesta o porcelana. Ambos se pegan a los dientes utilizando cemento de resina.

En general, las carillas de porcelana tienen una mejor resistencia a las manchas y la luz, algo que refleja calidad.

Cualquiera que sea el material que se utilice, los resultados son irreversibles, lo que significa que las carillas se unen sobre los dientes fuertemente y no se pueden eliminar.

Los más recientes tipos de placas son mínimamente invasivas, lo que significa que no requieren la eliminación del esmalte para vincularse con los dientes.

Estas cubren las áreas problemáticas sin interferir con la estructura del diente al tiempo que ofrece resultados igualmente duraderos.

¿Cómo se colocan las carillas?

Durante la consulta con su dentista, se someterá a una evaluación que determinará su idoneidad para el tratamiento de carillas dentales y el mejor tipo de carillas para usted.

Inicialmente, el dentista quitará aproximadamente medio mm del esmalte de la superficie del diente.

El área se adormece con anestesia local, por lo que no produce ninguna molestia. El espesor de la placa será igual a la cantidad de esmalte eliminado.

Un modelo de su diente se hace entonces y se envía al laboratorio dental, donde se realiza su carilla.

Normalmente tarda aproximadamente de una a dos semanas en estar listo.

Las carillas pueden ser recortadas o se pueden ajustar a su color utilizando una sombra del cemento si es necesario.

Su diente se limpia y prepara para la carilla. A continuación, el cemento de resina se aplica sobre la carilla, que se coloca luego en su diente.

Un haz de luz láser especial se aplica a continuación sobre el diente. Esta cura el cemento, fortalece y acelera el proceso de unión.

Los ajustes finales se pueden hacer en la carilla, si es necesario. Si el dentista lo ve conveniente, es posible que tenga una nueva consulta semanas después para observar el resultado final.

¿Cuánto cuesta?

Esto dependerá en gran medida de factores como su ubicación geográfica, la magnitud del problema en los dientes y la cantidad de trabajo necesario entre otros factores.

Sin embargo, como promedio, los precios van de 500 a 1500 Euros por diente. Puesto que las carillas se consideran un tratamiento cosmético, no están cubiertos por ningún seguro, aunque puede preguntar a su proveedor de seguro dental para cerciorase.