Renovar las persianas de tu hogar no es simplemente compra una cortina nueva e instalarla. Existen otros elementos que van en conjunto con las persianas alicantinas en sí que también requieren de un cambio o renovación.

¿Cuáles son las claves para renovar las persianas?

cortinas de color blanco decorando una habitacion

Decimos esto porque es común que cuando se quiere cambiar las persianas, mucha gente cambia solo la tela y listo. Aquí te enseñaremos algunos datos útiles que te ayudarán un poco en tu tarea de cómo cambiar o renovar las persianas.

¿Qué engloba las persianas?

Esta es una pregunta sencilla pero de gran importancia, puesto que su respuesta va a depender mucho de la renovación que tengas pensado, y es que las persianas engloban una gran cantidad de variantes.

No es solo las típicas persianas de tela que están suspendidas gracias a una varilla metálica o plástico, pudiendo ser:

  • Persianas y estores
  • Paneles japoneses.
  • Lamas verticales
  • Visillos

Como verás, aunque son elementos con estructura y diseño diferente entre sí, cada uno cumple la misma función de una cortina, por lo que se puede decir que renovar persianas implica cambiar alguno de estos elementos en caso tal de tenerlo.

Determinar el material que vas a cambiar

  • Esto va muy relacionado a lo que se habló en el apartado anterior. Es decir, si tienes persianas alicantinas, tu opción es cambiarlo por una cortina de tela.
  • Ya sea su color para que combine con el entorno, la textura de la tela, el cual puede ser más o menos grueso, pero también está el diseño.
  • La ventaja de las persianas alicantinas es que puedes conseguir persianas sin estampado y de un solo color, así como también persianas con grabado y diseños específicos.

Tipo de cortina según el lugar donde esté

  • Ahora bien, si la cortina que pretendes renovar está ubicada en una ventana, tendrás que ver por cual opción te vas a decantar.
  • Es decir, si tienes una cortina de tela en esta parte de tu hogar, puedes cambiarla por una persiana o en su defecto un estor enrollable. Recuerda que este cambio tiene que ir en función de lo que buscas.
  • Es decir, si buscas reducir la cantidad de luz que entra por tu ventana pero sin que las corrientes de aire se vean afectadas, las persianas tipo alicantinas serán lo mejor. Por otro lado, si solo quieres controlar la luz que entra a tu estancia, un estor enrollable opaco te vendrá mejor.

Renovar el diseño de la barra o riel

  • Este es una parte de las persianas alicantinas que pasan desapercibidas ante la vista de las personas, pero que inconscientemente tiene un impacto en cuando a la percepción que se tiene en una habitación o sala de estar.
  • Para entenderlo mejor, toda cortina de tela tiene una forma diferente de estar unida al riel o la barra que las sostiene. Es allí donde deberás enfocarte en el cambio o la renovación.
  • La forma más común de colocar una cortina es de la forma “Simple Pleat”, que es más común en las cortinas para baño. En el caso de las cortinas que se encuentra en salas, dormitorios y/o ventanas principales, puedes cambiar la disposición de la cortina en la parte superior  a la forma “Eyelets”.
  • Esta forma es particularmente simple, solo necesitarás utilizar argollas de metal incrustadas en la propia tela de la cortina, pero el resultado es increíble, ya que es como meter una aguja en una tela múltiples veces.

Tonalidad de la persiana

  • Suponiendo que tus persianas sean de tela y no una de sus variaciones, un cambio sencillo que puedes implementar para que el lugar tome un aspecto diferente pese a ser este el único cambio, es jugar con las tonalidades.
  • De hecho, este simple “truco” puede convertir una habitación que no ha sido pintada en años, en una que parece totalmente renovada. Todo lo que tienes que hacer es mirar los colores que hay en la habitación donde está la cortina y elegir un color que vaya acorde con el resto de la habitación.
  • Incluso, puedes utilizar tanto el color de la cortina como la luz que entra por la ventana o hasta la misma luz de la habitación para cambiar la tonalidad entera de la habitación. Si eliges un color que logre reflejar la luz de la bombilla central, notarás que el color en la habitación cambiará.

Juega con el estampado

  • Esto va muy de la mano con el punto anterior. Por poner un ejemplo, hazte a la idea de que tu sala principal tiene las paredes pintadas de un color blanco de arriba abajo. Puedes utilizar una cortina con un estampado simple, o una que cuente con dos colores.

Y lo mismo puedes hacer para tu baño o cocina. Especialmente estos dos lugares van muy bien de la mano con las persianas con estampado, aunque todo dependerá si las dimensiones y la disposición de la ventana es la adecuada para colocar una cortina.