Hoy en día hay una tendencia muy interesante en rehabilitación de edificios en Barcelona, que son las fachadas dinámicas, una función que se ha añadido a las funciones impermeables, estéticas y aislantes de la estructura y esto ayuda a controlar el ambiente interior de una edificación, reduciendo la necesidad de instalar aparatos de aire acondicionado, calefacción y también debido a que se añade movimientos al ritmo de la luz del sol o según el gusto del usuario, esto hace de la fachada algo divertido y dinámico.

Rehabilitación de edificios en Barcelona a través de las fachadas dinámicas

En muchos proyectos de rehabilitación de edificios en Barcelona se está optando por esta nueva tendencia y que está causando un impacto positivo en la población y el ambiente.

A nivel mundial son muchos los ejemplos de fachadas dinámicas

El primer caso de fachada dinámica, es la ideada por Decker Yendon, de un edificio homeostático, que reacciona a la temperatura de la fachada, evita el aumento del calor solar y esto evita degradar los materiales de construcción.

Sabemos que uno de los más grandes problemas con las estructuras externas es que están muy expuestos a las intemperancias del calor o el frío, por lo que esta solución es ecológica e inteligente.

al bahr towersLa firma internacional NBBJ también se ha especializado en fachadas y rehabilitaciones dinámicas. Lo interesante de su propuesta es que la firma constructora ofrece la posibilidad de controlar totalmente el área con tan sólo una aplicación móvil para Android e iPhone y ante la presencia de personas hay una diversidad de sensores que pueden funcionar.

Por otra parte, una fachada dinámica que ha causado buen impacto y una gran acogida es la AlBahar Towers.

Su inspiración se basa en el mashrabiya, que es un elemento sombreado islámico, con hermosas formas de origami. Estos elementos geométricos protegen de manera automática a la estructura del calor solar, pero, por otro lado, ofrece un impacto visual que verdaderamente impacta a los transeúntes. Además, está el hecho que utiliza energía renovable de paneles fotovoltaicos.

Las fachadas dinámicas dicen presente en as grande urbes

En las grandes urbes también podemos encontrar fachadas dinámicas, con cambios de colores, luces que cambian en secuencia y con cambios de intensidad, con movimientos rápidos o lentos.

Lo cierto es que están dotando a urbes como Barcelona de un elemento visual diferente y una visión arquitectónica distinta.

Muchos trabajos de rehabilitación de edificios y sus fachadas van dirigidos a estas nuevas propuestas modernas. Aunque cualquier trabajo de esta índole representa un costo significativo, también lo es el ahorro que representa en el largo plazo a nivel energético, evitando futuros trabajos de rehabilitación en el corto plazo.

En resumen, pensar en una fachada dinámica es pensar en una arquitectura no estática, en edificios inteligentes que sean capaces de reaccionar al ambiente, protegiéndose del clima extremo mientras se usan los recursos naturales no renovables de una mejor manera.

También hay que tener en cuenta que este tipo de fachada recrea la vista de los transeúntes.