Más allá de ayudar a bajar de peso, la sopa de brócoli favorece al sistema inmunológico y mejora el tránsito intestinal gracias a su contenido en fibra. Entre los beneficiosos hallazgos de productos para la salud, se encuentra el brócoli y la sopa de este vegetal.

Qué beneficios nos aporta el brócoli

Una dieta que contenga este alimento aporta grandes beneficios a nuestro organismo, ya que el brócoli, de la familia de las coles, es una verdura crucífera baja en calorías, con un gran contenido de calcio e incluso principios activos que son importantes para evitar el cáncer.

Brócoli como fuente de vitaminas

Algunos estudios patrocinan al brócoli como una gran fuente de vitaminas C, en la popular revista Time, ya que el brócoli está incluido entre los 10 alimentos principales que “ofrecen un cambio positivo en la salud”.

Entre los aportes vitamínicos del brócoli cabe destacar la vitamina C, E y B6, como también el agente contra el cáncer llamado sulforafano. Además de las vitaminas que brinda al cuerpo, el brócoli es una fuente de calcio, esencial para el crecimiento de los huesos y la pérdida de peso.

La fibra, otro de los beneficios que ofrece

El brócoli contiene antioxidantes y glutatión, el principio activo que ayuda a mejorar el sistema inmunológico, la fibra es muy efectiva para aquellas personas que poseen una dietas que busca hacerlas perder peso, principalmente por qué los alimentos ricos en fibra se digieren en más tiempo, lo que causa una sensación de saciedad que dura un periodo más largo de tiempo.

Como hacer sopa de brócoli

La sopa de brócoli tiene un importante efecto para disminuir el apetito, esto se debe a su combinación de líquidos y sólidos, una dieta que tenga como base la sopa de brócoli te ayudará a perder peso, ya que diluye las calorías y mantiene el sistema inmunológico saludable.

Si bien la sopa de col está en auge,  la de brócoli ofrece aún más beneficios.

La receta para la sopa de brócolis es la siguiente:

Ingredientes:

  • Dos patatas
  • Un  brócoli
  • ½ Cebolla
  • Sal
  • Agua

Preparación:

Para comenzar con la receta debes picar la cebolla y pelar las patatas, para después lavar muy bien el brócoli y trocearlo.

Debes cocinar todo en agua con un poco de sal por unos 20 minutos, colocando solo la cantidad de agua justa para que las verduras se conserven con todos sus nutrientes.

Una vez que pasen los 20 minutos indicados debes procesarlo todo en una licuadora o en una trituradora, de lo que obtendrás un fino puré, también puedes dejar algunas verduras sin triturar y colocarlas en el puré como una guarnición.

Al final, debes sazonar a tu gusto y si lo deseas puedes añadirle un poco de leche desnatada o un yogur sin azúcar.